“Milagro Sala es un monstruo”, confesó una arrepentida de su entorno íntimo

Violenta, sádica, torturadora, codiciosa. En definitiva, “un monstruo disfrazado de dirigente”. Así calificó Mirta “Shakira” Guerrero a su ex jefa Milagro Sala, durante una entrevista realizada por el periodista Jorge Lanata y que se pudo ver este domingo en el programa Periodismo para Todos, por El Trece.

“Shakira” desnudó un entramado medularmente mafioso, al observar “cómo fue creciendo, su familia, de dónde obtenía la plata” que “iba directamente a casa de Milagro Sala. La recibían ahí, se la contaba. Ella tenía dos placares con doble fondo, y ahí quedaba la plata”.

Guerrero dijo que, al presentarse como arrepentida, ahora la Justicia está empezando a conocer en detalle los bienes malhabidos de Milagro Sala “no solo los departamentos, sino la casa que ella dijo que se construía para rehabilitación de chicos con problemas de drogas. Bueno, esa casa ella se la construyó para ella con cooperativistas. Yo estuve un tiempo al frente de la construcción de esa casa”.

“El verso de que era para que la gente haga rehabilitación, es un verso que salió después que ella fuera presa. Es totalmente mentira. Esa es una casa que se conoce, la grande, pero después están las otras, alrededor del dique. Después fue avanzando con otras más, porque no se conformaba con una casa de campo en el dique; quería una al lado del agua”, relató.

Con respecto a los viajes al exterior, “Shakira” contó que cuando fueron a verlo al papa eran 16 personas en la comitiva. “Nos daban 10.000 dólares a cada uno y cuando llegábamos a destino los teníamos que devolver. Ella se quedaba con eso y nos daba un viático para los gastos”.

Milagro Sala “siempre gastó en efectivo, porque decía que las tarjetas dejan marcas. Cuanto más grande era su séquito, más plata podía trasladar hacia otros lugares (del exterior). Cuando fuimos a China, a hacerle un tratamiento de células madre a su hijo, éramos 10 personas, pero se volvieron tres para que puedan venir otros tres con más plata. Siempre viajábamos en primera clase”.

Además de relatar que Sala compraba bienes lujosos, contó que “sus hijos, en un año, llegaron a comprarse cuatro Hilux y los FIAT 500, además de trafics. Usaba una camioneta durante 6 meses y la cambiaba, no tan solo ella, sino Raúl (Noro, el marido)”, quien, según Guerrero, era un “ideólogo tapado” dentro de la organización delictiva.

Otra de las revelaciones importantes de Mirta Guerrero fue que durante el juicio por el robo de una cámara filmadora a un equipo del programa PPT, “tuve que quedarme callada. Pero la verdad fueron varones, que la llevaron a la sede, la rompieron y uno de ellos se la terminó llevando a su casa. Pero cuando comenzó el juicio, me tuve que quedar callada a pedido de Milagro Sala, porque me decía constantemente lo que yo debía hacer”.

“En el juicio yo me enojé con ella antes de que nos den la sentencia, porque yo ya había tenido tres intervenciones (quirúrgicas), se acercaba la cuarta y ella me pide que me opere para que se pueda postergar el juicio. Yo le dije que tuve tres hijos por cesárea, tres operaciones con 32 centímetros abiertos, y que operarme podía significar que termine comiendo con sonda y defecando en una bolsa, por eso yo debía cuidarme. Ella me dijo: ´sos la única que puede parar esto´”.

Sobre la violencia de Milagro Sala, Guerrero fue contundente: “Milagro siempre fue violenta, siempre. Ella toda la vida saltó a favor de los hombres y en contra de las mujeres”, tras lo cual relató una de las torturas que le aplicaron a ella misma cinco hombres, bajo la sádica mirada de Milagro Sala “para ver si aguantaba golpes”. “Imaginate, si eso me hizo a mí que trabajaba con ella, que dejé a mi familia para poder trabajar con ella…”.

“Estuve con ella muchos años. Puedo dar fe que no es lo que ella dice ser. Es un monstruo disfrazado de dirigente. Es un monstruo que ofende hasta a los pueblos originarios. Gracias a la gente que pidió por mi libertad, pero Milagro Sala no es lo que ella vende. Todo lo que ella logró tener mal hecho, tomado, robado, fue en base al sacrificio de todos mis compañeros. Nosotros trabajábamos para ella, no para los propios compañeros”.

Para Guerrero, Milagro Sala “tiene que estar presa en una cárcel común, porque hoy donde está lleva grupos musicales, hace fiestas y cumpleaños”.

Desde el Presidente hasta Moyano, llegaron a Jujuy a «contener» a Milagro Sala

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s